“Tengo un primo cocinero que me hace las fotos de mi boda”

Hoy vamos a intentar hacer una reflexión en voz alta sobre un tema muy importante y que, quizás, mucha gente no se haya planteado nunca.

Imagina el nacimiento de un hijo, los primeros momentos de su vida, su primera comunión, ese viaje que solo hacemos una vez en la vida, nuestra propia boda, una graduación, etc, …

Todos esto pasa una sola vez en la vida, o se repiten pocas veces, y si los queremos mantener en nuestra memoria plenamente sin olvidarnos de ningún detalle, tendremos que conservarlo en pequeños frasquitos de momentos, como son las fotografías.

Pero esas fotografías deben mostrar realmente lo que queremos recordar, desde un punto de vista especial y con un mínimo de calidad, no crees?

Esos detalles que solo los que están acostumbrados a mostrarlos encuentran.

Fotografía del primo fotógrafo.

Fotografía de fotógrafo profesional.

Imagínate por un momento que quieres celebrar tu boda y, como no quieres gastar mucho dinero, encargas el catering a un primo que le gusta cocinar y se dedica en modo aficionado a hacer de cocinillas, y de vez en cuando prepara unos platos más o menos elaborados para una cena familiar o de amigos.

Fotografía del primo fotógrafo.

Fotografía de fotógrafo profesional.

Dale a este primo la responsabilidad de preparar un catering, con todo lo que esto conlleva (sillas, mesas, colocación de cubiertos, comida, bebida, preparación, organización, servicio, …), para 200 personas.

No digo que no lo sepa hacer, o que lo vaya a hacer mal, hay primos que hacen unos trabajos increíbles, pero puede ser que técnicamente no estén preparados.

¿Tú te arriesgarías? Yo no.

Y por qué te arriesgas a dejar a un amigo que le gusta la fotografía y se dedica en modo aficionado a hacer fotos en los viajes familiares, en los cumpleaños, a su niño, etc, …, a tener la responsabilidad de representar, mostrar y contar la historia de vuestra boda o de esos momentos irrepetibles?

Fotografía del primo fotógrafo.

Fotografía de fotógrafo profesional.

Momento irrepetible (boda) + Primo fotógrafo aficionado = Pérdida de momentos irrepetibles

Párate por un momento y piénsalo, el cocinero es el profesional encargado de preparar comidas exquisitas, el cura es el especialista en realizar celebraciones religiosas, el repostero prepara las mejores tartas del mundo y el fotógrafo de bodas tiene la experiencia suficiente y la capacidad necesaria de captar esos pequeños momentos que querrás tener en el futuro y que tu primo fotógrafo no te los asegura.

Dejar un comentario