Soy Juanjo Muñoz, casado con una extraordinaria mujer y padre de una niña y un niño maravillosos que me dan fuerzas diariamente para continuar mi aventura como contador de relatos de boda.

Mi vocación siempre ha sido la fotografía pero, por caprichos del destino acabé como diplomado en empresariales por la Universidad de Alicante en 1995.

Haciendo mis pinitos fotográficos amateur conseguí mi primer trabajo, paradójicamente como empleado de banca, gran acierto ya que me permitía trabajar por las mañanas y estudiar fotografía por las tardes.

Así durante 2010 conseguí mi primer título académico de fotografía, experto universitario en artes visuales y especialista en fotografía por la Universidad de Elche. Continué mis estudios en la materia en años sucesivos obteniendo diversos títulos que me ayudaron a mejorar mis habilidades: titulado en didáctica expositiva por el Centro de Animación Educativa de Alicante  en el 2011 y titulado en fotografía contemporánea por la Escuela de Bellas Artes de Murcia en 2013, además de obtener el certificado de profesionalidad de docencia para el empleo en el 2014.

Ya tenía formación suficiente en fotografía y vocación absoluta para dar el salto. Decidí darlo, me aparté de mi anterior trabajo y me dediqué de lleno al mundo de la fotografía, compaginando los trabajos fotográficos que iban surgiendo y la docencia en numerosos cursos de fotografía.

Pero el triple salto mortal que me ha transformado como fotógrafo fue una de las bodas a la cual fui invitado para acompañar a un amigo, en el año 2015. Ese día, por diversos motivos, descubrí que los reportajes de boda no tenían que ser ese reportaje aburrido y clásico al que estábamos acostumbrados, serían experiencias frescas, divertidas con resultados muy personales, innovadores y motivadores.

Debíamos romper los moldes, dar un paso adelante y transformar la fotografía de boda en algo más que una simple serie de fotos contando unos actos rutinarios. Las bodas podrían ser relatos fantásticos donde suceden cosas maravillosas, además de fluir un montón de emociones y sentimientos.

Así que decidí que a partir del año 2016 mis reportajes de bodas serían “relatos de boda”.

Como contador de relatos de boda (storyteller), todo fluye como si de una película se tratara, introducción y situación, descripción de los personajes y preparativos, desarrollo de la celebración y acabando con un final muy personal y memorable.

Nunca olvidareis este gran día y podréis guardarlo siempre en vuestro corazón.

Probamos??!!

Nos podeis localizar en:

icono-mail   icono-facebook

juanjo muñoz
Share This